jueves, 10 de diciembre de 2015

Inutilidad

Lamento que esta sea la primera entrada que escribo en mucho tiempo pero he sentido la necesidad de expresar mis dudas a alguien por lo menos antes de volverme loca.
Yo, al igual que otros muchos millones de personas, soy estudiante del peor curso que jamás en la historia pudieron inventar, segundo de bachillerato. He tratado de acostumbrarme a estudiar un montón de asignaturas inútiles para la carrera que pretendo estudiar, pero es imposible. No tengo tiempo libre ni para dedicárselo al blog ni para salir. Nunca antes me había pasado esto, estoy tres horas estudiando una misma hoja y no soy capaz de memorizarla. ¿Soy la única a quien le pasa esto?
Entiendo que pongas asignaturas tales como historia, filosofía y literatura, son cultura y me gustan pero, con la presencia de la ``maldita´´ selectividad se han convertido en un agobio absoluto. 
Decidme estudiantes si a vosotros os ocurre lo mismo, y aconsejarme (por favor) cómo demonios puedo aprobar tales asignaturas. 

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Bajo la lluvia (P4)

Desde aquella ocasión cada vez que limpiaba una habitación, cerraba la puerta con llave y habría dos ventanas, una por la que escapar y otra por la que volver al edificio. En una semana se acababa el castigo de mi ángel y así me quedaría yo sola en la casa, sin nadie en quien confiar, y con un pedófilo pegado a la falta de mi uniforme. 
Hoy sigue lloviendo como acostumbra en estas tierras. Mañana necesitaré dos horas para limpiar el patio de todas las ramas, hojas y tierra que trae la tormenta. Pero por lo menos la lluvia, en el fondo, traía algo bueno, muy en el fondo.

Estaba fregando la cocina cuando apareció el señor de la casa. Comencé a sudar, estaba atrapada, la única puerta que había era la trasera pero si salía por ahí me quedaría bajo la lluvia toda la noche.
-Hola guapa, así que resulta que en esta casa tienes a alguien que se ha atrevido a probar tus labios antes que yo -me quedé expectante, no sabía que hacer para escapar y mi cuerpo no parecía querer responder-. Ya veo que si. ¡No lo permito!
Se abalanzó sobre mí como un león en celo arrojando al suelo todas las sartenes y platos que le impedían llegar hasta mí. Atemorizada por que este baboso ser pusiese sus manos en mi cuerpo, comencé a correr en círculos bordeando la encimera. Corrí, hasta que me atrapó.
-Ya te tengo zorra -dijo mientras intentaba zafarme de sus manos.
Era imposible, se había aferrado con fuerza a mi cintura. Con el otro brazo me manoseaba los senos apretando con fuerza hasta el punto de hacerme daño.
Me deslicé hacia el suelo para juntar mis piernas pues, no basto con lo que ya hacía, quería ir a por más. Desesperada y con las lágrimas fluyendo por mis mejillas gritaba a todo pulmón, pero las otras sirvientas, asustadas, no ayudaron en nada. Mi nauseabundo amo estaba a punto de alcanzar su tesoro. Yo, cansada y sin aliento, ya no podía oponer resistencia. Sin fuerzas para más, cerré los ojos y me preparé para el amargo momento, pero entonces escuché un sonido muy agudo, metálico para acto seguido sentir un peso muerto en mi espalda. Lo vi, a mi jefe, tendido en el suelo, inconsciente.
----------------------------------------------
Bajo la lluvia (P3)                                       Bajo la lluvia (P5)

lunes, 31 de agosto de 2015

Ahogado

Hola a todos siento haber estado desaparecida pero me fui de vacaciones con tanta precipitación que no tuve tiempo de avisar.
Bueno esta es mi historia para la iniciativa Writerslandia. Yo también participo aunque no entre en el top 5. Esta es la entrada de la que proviene el relato Writerslandia, piscinas. Y esta mi historia.

Ahogado

Era uno de esos días de verano en los que preferíamos estar bajo la nieve del invierno.
No me gustan las piscinas, las odio, pero aquel día era día de piscina. Mi prima, la acuática estaba de vacaciones en mi casa unos días y ayer se cogió tal rabieta que mis padres no pudieron contradecirla por más tiempo. Día de piscina, ¿es que esta chica no es capaz de vivir sin estar bajo el agua? Debería haber nacido pez y no humana. ¿Por qué este de entre todos los deportes? Podría haberle gustado el bádminton, senderismo, escalada, hasta tirarse en paracaídas, pero no, a la niña tenía que gustarle nadar. Hasta su nombre significa agua.
Así que aquí estoy tumbado en el húmedo césped intentando leer mientras Marina nada en ese gran charco de agua cristalina a lo que llamamos piscina.
-Ohm mirad quien está aquí -dijo un voz grave.
-Ohm ya me acuerdo, es el tipo que no ha pisado una piscina en su vida -dijo una voz conocida.
Traté de no entrar en provocaciones, sabía lo que buscaban, siempre quieren lo mismo. Despreciarme. Se alejaron riendo sonoramente. Cerré mi libro y me quité la camiseta dispuesto a meterme en el agua. Por suerte soy alto, mientras toque las baldosas azuladas del fondo todo estará bien.
Utilicé las escaleras de la parte medio onda. Con la adrenalina que tenía en el cuerpo por mi repentino arrebato ni siquiera noté el cambio de temperatura al meterme en el agua. Con el H2O bordeando mis hombros me dirigí caminando hacia donde solía nadar mi prima. Movía los brazos para disimular mi inexperiencia aunque de poco servía. ``Pato mareado´´ oía gritar a lo lejos, sabía quiénes eran pero me esforzaba por ignorarlos.
Me quedé junto a mi prima. En serio si llega a nacer delfín no se parece tanto a uno como ahora.
Ella buceaba, nadaba con movimientos gráciles, elegantes incluso, mostrando un agradable espectáculo a mis compañeros de instituto. Yo la seguía como bien podía.
En una de las muchas ocasiones en las que ella se alejaba demasiado como para seguirla, un saco de hormigón se tiró en bomba a la piscina justo al lado de donde yo estaba provocando olas que tragué desequilibrando mi escasa estabilidad.
De nuevo sobre un pie firme miré al odioso ser causante de mi desasosiego para desbordar a mi corazón en fuertes y rápidos latidos.
-Ohm, lo siente no me di cuenta -dijo con su grave voz.
No respondí, solo comencé a andar lo más rápido posible hacia la zona menos onda. Pero ¿en qué estaría yo pensando? Está claro quien llegaría antes, ¿el que va andando o el que nada perfectamente?

miércoles, 5 de agosto de 2015

Writerslandia, piscinas

Hola a todos, esta será la primera entrada de la iniciativa (espero que haya muchos participantes y todos nos divirtamos escribiendo y leyendo a los demás)

Puede participar todo el que quiera tan solo necesitáis un blog donde publicar vuestra historia. 
Normas generales: pincha aquí

Yo también participaré y publicaré mi historia el miércoles que viene. Por supuesto yo no juzgaré mi historia sino vosotros con vuestros comentarios (opcional para participar).

Tenéis de plazo hasta que acabe el verano

Para participar solo tenéis que dejar un comentario avisando de que participáis y el enlace a vuestro blog.
Yo me pasaré por el blog de todos los que participen.

¡¡¡Animo!!!


Ya tenemos a la primera participante en competir por el Top 5

Cotilleos de verano de Bri


Fuera del Ranking: Ahogado de WriterFancy





domingo, 2 de agosto de 2015

Writerslandia, el país de los escritores.

Hola a todos. Me he recorrido toda la red y he encontrado muy pocos blogs con iniciativas interesantes para los escritores. Casi todas eras colaboraciones con reglas estrictas que a casi nadie le gusta cumplir. Así que he pensado, ¿por qué no hacer yo una iniciativa que nos agrade a todos?
Y ahora unas preguntas para conocer mejor la iniciativa:

¿En qué consiste esta iniciativa?
Esta iniciativa tiene como fin el amor por la escritura. Todos aquellos a los que les guste escribir son bienvenidos. Aquí intentaremos ganar experiencia compartiendo sabiduría.
Como consecuencia de ella está la mayor difusión de otros blog de escritura y personas a las que les guste escribir.

¿Quién puede participar?
Todo aquel escritor o persona que le guste escribir y que tenga un blog en el que publicar su entrada.
Los blogs deben estar escritos en español o tener la opción de traducir a español.

¿Cómo puedo participar?
Dejando un comentario en la entrada de Writerslandia en la que escriba la situación de la nueva historia avisando de que vais a participar y dejando el enlace a la entrada de vuestra historia en vuestro blog.

-Si queréis que os avise cada vez que publique una nueva situación a partir de la cual escribir vuestra historia solo tenéis que enviar un correo o un tweet a las direcciones del blog diciendo que queréis que os avise para participar en cada entrada de Writerslandia.

¿Cómo serán las historias que se escribirán en Writerslandia?
En cada entrada serán diferentes y estará bien explicada la situación (género, tema concreto,...) que guiará la historia.

¿Qué se hará en Writerslandia con las historias que participen?
Puesto que las historias las publicareis en vuestros blogs los derechos de autor son vuestros.
Yo me pasaré por todas las historias que participen y dejaré un comentario constructivo (no soy una experta en el ámbito pero os daré mi opinión como lectora y escritora que soy), así como también dejaré los enlaces de los blogs que se apunten. Así el resto de participantes también podrán leeros.

viernes, 24 de julio de 2015

Enigma

``Ellos´´ es una entidad cuyo oficio es desconocido pues matan a todo aquel que les ha visto actuar. Pero se han dejado un cabo suelto y nuestros protagonistas lo aprovecharán al máximo. Rafael, cuya vida sobrepasa el aburrimiento; James, un misterioso chico que aparece y desaparece a voluntad creando confusión; y Elvira, una mujer cuya ingeniosa ciencia parece magia.

``Siempre me he preguntado, ¿cuál es el sentido de la vida? Si hubiese nacido en la Edad Media mi única motivación sería trabajar para poder alimentarme, si hubiese nacido en la guerra civil mi única preocupación habría sido luchar por sobrevivir, pero, como estoy en el siglo XXI estudio para no aburrirme.´´

``Ellos han matado a Gabi y vendrán a por ti si siguen investigando´´ me advirtió un chico rubio que desapareció al pestañear.

Llegadas las vacaciones de verano, Rafael fue abrumado por el aburrimiento y con ello volvieron las temeridades. Él y Manuel fueron a la biblioteca para publicar en youtube un vídeo con sus declaraciones sobre el asesinato de Gabi ya que la policía había cerrado el caso. Pero al cliquear ``publicar´´ apareció en la pantalla un mensaje escalofriante.

El dragón del tiempo

Alba, una chica cuyos padres son unos famosos profesores de mitología, le pide a sus padres poder pasar las vacaciones de verano en un campamento para escapar de los duendes, dragones y minotauros de los que hablan a todas horas. Pero ella no sabe que en ese campamento el tiempo y el espacio no son los correctos.

Alba ha llegado al campamento con la alegría de pasar unas vacaciones fuera del mundo tecnológico y sobre todo alejada de las historias de sus padres. O eso creía hasta que vio una vasta estatua que le hizo maldecir los cielos.

Resignada, Alba fue a deshacer su equipaje. 
Vio en el lago una forma de escape ya que no podía contar con sus compañeras de cabaña pero, desgraciadamente, fue a parar junto al santuario del dragón y absorbida por la multitud tendría que escuchar las historias de las que quería huir. 

``Ogadrak un dragón que todos los años envolvía en llamas estos bosques en su lucha contra un traidor a su tribu. Este reclutaba todos los años una muchacha de este campamento para la batalla, la última fue la directora del lugar Doña Amelia´´
Una batalla que traspasa las fronteras del tiempo está por comenzar.

Capítulo 4 
En el bosque esperaba encontrar la tranquilidad que deseaba. El sonido de los pájaros, el olor de la hierba, el rugido de un dragón,... Espera, ¿el rugido de un dragón?

Gemelos

Jack, egoísta y envidioso; y Jake, sensible y fantasioso, son dos adolescentes gemelos cuyos conflictos los llevan incluso a separarse. ¿Podrá vivir Jake tranquilo sin la protección de su hermano? ¿Aguantará Jack ver a su hermano sufrir sin inmutarse? 

Jake empieza a sentir la gruesa brecha que se está por abrir entre él y su hermano. Caminando por el pasillo, al girar una esquina sintió un dolor tan agudo en el corazón. Tristeza, desilusión, odio, ira, parado ante la verdad, Jake no sabía como responder.

La batalla de palabras hirientes ha comenzado y Jack no se corta al contar sus sentimientos mientras Jake, en shock, escucha como si se tratase de su sentencia final.


Capítulo 3
El diálogo entre los hermanos se convirtió en lo que meses después ambos lamentarían. Ni la lluvia puede arrastrar las lágrimas que caían por sus mejillas.

Capítulo 4
Jake dejó pasivamente que Jack hiciera la vida que quería tener. Pero se estaba aproximando una excursión que cambiaría el concepto que tenía Jack de Jake.


viernes, 3 de julio de 2015

Enigma (P5)

Bajaba las escaleras de dos en dos y a veces de tres en tres, solo eran dos pisos pero se me hicieron interminables. En recepción había otro hombre igual que el que había asesinado a Manuel, supuse que era para que no intentara decirle lo que vi a otra persona. No sabía si me dejarían en paz si juraba que nunca hablaría sobre lo ocurrido. Esta vez no serían tan compasivos. ¿Por qué demonios no le haría caso al chico raro del cementerio?
Salí despedido de la biblioteca en dirección al cuartel de policía más cercano. Los hombres que minutos después comenzaron a perseguirme no entendieron que iba al cuartel para que me protegieran y no para confesar. Aunque debería ir a una iglesia a confesar porque me quedaban escasos kilómetros de vida, los que tardaran en alcanzarme exactamente. Igual si me metía en una iglesia me dejaban tranquilo, aunque dudo que a ellos les importara, pero moriría cerca de Dios.
Miré hacia atrás un minuto y los vi cargando sus pistolas. Ya está, voy a morir, no tiene sentido seguir corriendo. Pero lo hice, no moriría sin luchar, o eso es lo que se dice en las películas.
Aposté por la próxima esquina y giré a la derecha con la mala fortuna de que alguien me agarró por detrás. Apenas pude ver lo que hacía o quien era, pero me empujó hasta una alcantarilla.
Estaba suspendido en el aire, aquella inhumana persona me había agarrado del cuello para que no cayera al vacío, eso o estaba intentando estrangularme. Tenía la sensación de estar en la horca pero la cuerda no estaba bien apretada y no conseguía alcanzar la oscuridad eterna. Aquel ser estaba más concentrado en escuchar a través de la alcantarilla cerrada que en evitar que me asfixiara.
Al cabo de unos minutos comenzó a descender por las escaleras de la pared ya con un firme agarre de mi cuerpo. Pero yo tosía como si fuese un anciano. Mi visión estaba borrosa y sentía todo el cuerpo pesado. Quien quiera que fuese aquella persona me estaba recostando contra la mugrienta pared de las alcantarillas intentando ayudarme a respirar.
Lo último que recuerdo fueron unos ojos azules helados como la nieve.

sábado, 27 de junio de 2015

Enigma (P4)

En aquel momento se me heló la sangre. Recordé la advertencia del chico extraño con el que me había topado en el cementerio y comencé a temblar. Su advertencia fue clara y el mensaje lo era todavía más, ``Chivato detectado, matando...´´. Escuché un ruido extraño abajo en el edificio y tuve un mal presentimiento. Mi amigo siguió intentando publicarlo, no parecía nada sorprendido. 
-Tío, vámonos de aquí -le dije asustado.
-¿Por qué? Estamos en una biblioteca -me respondió tranquilamente.
La sala estaba envuelta en un silencio sepulcral salvo el sonido de las teclas siendo pulsadas en el teclado, el viento que arreciaba con fuerza golpeaba las ramas de los árboles en la ventana. Casi entrando en pánico revisé exhaustivamente la sala de la biblioteca. Mis pupilas se dilataron cuando vi subir por las escaleras a un hombre vestido de negro. No tenía traje ni nada por el estilo como en las películas pero no parecía un hombre de trabajo que viniese a estudiar. Más bien vestía ropa discreta y cómoda como preparado para una carrera. Eludió ingeniosamente a la señora de la mesa que le preguntó amablemente lo que buscaba en la sala y vino directo hacia nosotros. Su mirada penetrante me había dejado sin aliento, ya notaba como la adrenalina comenzaba a penetrar en mi sistema. Me levanté con sigilo e intenté salir de aquel lugar lo más seguramente posible. Manuel, sin embargo, seguía obsesionado con el ordenador a pesar de mis esfuerzos por alejarlo. El hombre de negro me observó y me dejó ir, como si estuviese perdonándome la vida por unos minutos para más tarde abalanzarse sobre mí. Llegó hasta Manuel. Los vi entablar una conversación, creo que sobre cómo hacer funcionar el ordenador. Yo ya estaba en la puerta, asomado, vigilando lo que pasaba como un cobarde, hasta que lo vi. Me quedé pálido. Todo lo que pude hacer en ese momento fue correr escaleras abajo, huir de mi futura muerte. Nunca lo olvidaré, no olvidaré lo que vi ocurrir en ese lugar. Aquel hombre le había tapado la boca a Manuel para después apuñalarlo en el pecho sin dudar, sin remordimientos.

lunes, 22 de junio de 2015

Triya

Este es un especial, mucho más largo que los que acostumbro a escribir pero espero que os guste. 
Recientemente me he apuntado a un blog de escritores Adictos a la escritura, un blog en el que cada mes se expone un tema y los miembros escribimos sobre este. Este mes el tema es el calor.
-------------------------------------
Triya

Mis pies descalzos caminaban vagamente por la abrasadora arena. Hacía calor, mucha calor. Mi visión estaba borrosa, no recuerdo si lo que veía eran imágenes o espejismos, ya no podía distinguirlos. Seguí caminando por horas, por kilómetros, mi sombra no existía, se la había comido el sol. Me tumbé en la arena tan rápido como pude al escuchar aquel sonido tan desagradable. Las cadenas rozándose unas a otras, los gemidos de los hombres, sus alaridos, los gritos de los señores, el sonido de un látigo arrancando la piel al contacto con esta. Un escalofrío me recorrió de pies a cabeza. Definitivamente no podía permitir que volviesen a encontrarme. Esperé. Había tardado mucho en escapar, solo tras la efectuación favorable de un laborioso plan había podido huir con mi hermana, pero debía darme prisa, las consecuencias de la esclavitud no podían ser ignoradas y los efectos del sol menos. Tan solo rezaba para que el oasis Triya apareciera ante mis ojos antes de que mi hermana enfermara. 
Por fin llegaba el atardecer y con él un poco de descanso, el sol desaparecía y daba paso a la piadosa luna. En el basto desierto, lejos de todo rastro de civilización y sin nada que pudiera hacer fuego, tuve que sentarme y dormir acurrucado entre la arena.
Al despertar con la salida del sol, posé mi mano sobre su frente. Era más fuerte de lo que yo creía pero el cansancio y la falta de agua acabarían por derribarnos.
De nuevo, caminamos por el desierto con la esperanza de que detrás de cada duna estaría nuestro ansiado oasis Triya. La última duna que subí se me hizo eterna, el calor era sofocante y comenzaba a marearme, pero fue peor cuando miré atrás y la vi tumbada en el suelo. Perdí el aliento y mis músculos recobraron su anterior soltura, llegué a ella en apenas tres segundos. La acurruqué en mi regazo. Tenía la cabeza ardiendo, la cara enrojecida y no había ni rastro de sudor. Casi entré en pánico. Me la subí a cuestas y comencé a caminar tan rápido como pude. Las piernas me flaqueaban y apenas distinguía hacia donde iba pero no paré, sabía que si paraba sería mi fin y el suyo. La noche se me echó encima y con ella, el preciado olvido.

domingo, 21 de junio de 2015

El dragón del tiempo (P3)

-En tiempos inmemorables -comenzó a narrar la profesora-, habitaban estas tierras una tribu muy especial. Vivían pacíficamente hasta que un día, un despreocupado muchacho, despertó de sus sueños a un gran dragón rojo, Ogadrak se llamaba, quien había sido sellado a causa de sus innumerables anteriores fechorías. 
>> Incendió estos bosques, privándolos de su esplendor. La tribu había enviado a grandes héroes, seres inimaginables entrenados para la batalla. Pero Ogadrak siempre devolvía sus cadáveres. El muchacho que lo había despertado, culpable como se sentía, fue en busca del dragón, como último recurso de la tribu. Estos se dieron por vencidos al ver que del chico noticias no llegaban y al contemplar cómo se incendiaban constantemente sus bosques. Emigraron en busca de otro lugar en el que poder vivir en paz y armonía con los seres que habitaran allí. 
>>Nada se volvió a saber del chico y nada del dragón, tan solo como resultado de aquello una extraña leyenda que traspasa las fronteras del tiempo. Se rumorea que en cada verano sus espíritus vuelven a estos bosque y libran una nueva batalla, los bosques arden en llamas ya que la batalla la gana el dragón solemos decir pues las autoridades nunca han podido lograr encontrar una explicación razonada a estos incidentes.
>>La leyenda menciona que algún día el muchacho logrará derrotarlo por completo y nunca más volverán a producirse incendios, pero no lo hará solo. Hay varios incidentes que corroboran que el muchacho se llevó consigo a la batalla a varios niños de diferentes épocas, todos ellos fueron encontrados en forma de cadáver calcinado. 
>>Hace ya cincuenta años que no se producen estas desapariciones. Doña Amelia, la fundadora del campamento, aun cree en esta leyenda y en que algún día se volverá a reclutar a un niño. Ella fue la última de las reclutas, y consiguió salir con vida. Ella dice que la leyenda no está completa, que le faltan datos. Pero con nadie ha querido hablar de ello. 
------------------------------------------

domingo, 24 de mayo de 2015

Enigma (P3)

Durante las próximas semanas me centré en mis exámenes finales para, como me dijo el psicólogo, distraer la mente de lo ocurrido. Una vez acabados estos comenzó el aburrimiento.
Estábamos a finales de Junio y mis padres se habían cogido vacaciones así que estaría solo en casa hasta finales de Julio. Con el masivo aburrimiento volvieron a mi mente imágenes del escenario del asesinato. 
Miré el calendario, 15/06/14, entonces recordé que Manuel, el otro chico que había presenciado la fatal escena, publicaría hoy en Internet un vídeo en el cual explicaría todo lo ocurrido ya que la policía no nos prestaba atención. Y yo pensaba ayudarlo ya que a mí tampoco me tomaba declaración la policía.
Mientras caminaba por la acera muchas cosas se me vinieron a la mente. Manuel tenía más o menos mi edad y estaba obsesionado con hacer salir a la luz todo lo que había ocurrido aquella noche. Durante el primer mes lo había ignorado, asustado por la advertencia de rubio rarito del cementerio y por la inquietud de mis padres que hicieron lo que pudieron para que lo olvidara. También recordé a la novia de Gabi, ella había decidido mudarse con su abuela en Cádiz y olvidarlo todo. Ni siquiera había regresado para hacer los últimos exámenes. 
Fui al punto de encuentro con Manuel ese mismo día por la tarde e intentamos juntos publicar nuestro vídeo. Elegimos un lugar donde no pudieran localizarnos por la IP del ordenador y cosas así aunque en cuanto el vídeo estuviera en la red de poco importaría eso. Nos pusimos manos a la obra Ya lo teníamos todo listo. Tan solo faltaba un paso. Pero, en cuanto le dimos a ``enter´´ la pantalla del ordenador se puso negra y en el centro apareció un mensaje escalofriante: ``Chivato detectado, matando....´´ 

martes, 19 de mayo de 2015

Bajo la lluvia (P3)

Abrí los ojos de par en par el escuchar un fuerte sonido procedente del suelo. Me había quedado dormida, casi. Las heridas mucho no me dejaban moverme y como el señor pedófilo de la casa había cerrado todas las ventanas por dentro a fin de dejarme encerrada en el tejado, no podía escapar. Había molestado seriamente al señor y no sabía lo que me aguardaba, ni quería ni estaba preparada mentalmente para afrontarlo. 
Bajé la cabeza y mi mirada se encontró con la suya, con la de mi ángel que había vuelto de la ciudad. Su boca estaba abierta y sus pupilas dilatadas expresando temor y sorpresa. Toda la compra desparramada por el suelo, las manzanas algunas a varios metros de distancia esperaban ser recogidas. Pero no fue el caso. El rostro de mi ángel pasó de preocupado a serio en unos instantes, instantes en los que se alejaba dejándome sola, tan sola como lo estaban las manzanas en el suelo. 
Mi mente en blanco no tenía vida, perdida en el tejado como una nube en el cielo claro. La ventana más cercana a mi posición se abrió de par en par, sobresaltándome. Era él que había salido a buscarme dejando sus tareas a un lado. 
Casi se me sale el corazón de la boca al verle salir al exterior. Con una mano en la madera y otra extendida intentaba sin más, rescatarme de mi casi suicidio. Cogí su mano cálida y me aferré a ella. Me levanté despacio, sintiendo puñaladas en las heridas. Envolvió su brazo en mi cintura y yo los míos en su cuello. Con tranquilidad y sigilo volvimos a pisar con nuestros pies una estancia relativamente segura. Hundí mi cabeza en su cuello, nos abrazamos sin palabra alguna, yo helada, el temblando. 
Me llevó a su habitación para que estuviera segura, mi lugar seguro. Me dio un dulce beso y dijo: ``espera aquí´´ y así hice yo. Se fue, cerrando tras de sí la puerta con llave. No me sentía asustada ni nerviosa pues el día en que él me dejara, ¿qué más me quedaría? Sabía de sobra que había ido a por las manzanas, su bondadosa alma no podía dejarlas tiradas. Ni, por desgracia, la señora lo toleraría. Al poco volvió con unos utensilios en los brazos. A pesar de no haberme examinado, venía preparado para curar cualquiera de mis heridas, tanto físicas como emocionales. 
Por su ventana veía, la libertad que nos aguardaba.
-------------------------------------------
Bajo la lluvia (P2)                                          Bajo la lluvia (P4)

lunes, 18 de mayo de 2015

Gemelos (P2)

Se quedó allí parado, frente a su hermano. En la esquina de uno de los pasillos donde nadie se reune. Entonces Jake habló con calma a su hermano sin conseguir admitir todavía lo ocurrido. 
-¿Por qué no me dijiste nada? -quiso saber Jake- Siempre nos lo hemos contado todo. Si de verdad te gustaba Isabel, ¿por qué no me lo contaste?
-Las cosas han cambiado, al menos para mí -afirmó Jack.
-¿Qué ha cambiado?
-Todo
-¿Todo? -preguntó Jake sin saber como reaccionar ante las declaraciones de su hermano.
-Sí, todo idiota. Llevo meses pensando en como arreglar las cosas, pero no encuentro ninguna solución, excepto una. ¿Qué haces con un amigo que ya no te sirve para nada? -Jake, atónito, escuchaba en silencio-. Dejarlo fuera -respondió simplemente Jack-. No tiene ningún sentido que te molestes por lo de Isabel tú mismo dijiste que ya no te gustaba, no veo que hay de malo en que me la quede yo. 
-Si que lo dije pero nunca llegamos a cortar. Además tú mismo la insultaste de tan diversas formas cuando la conocí, ¿qué ha pasado? -Jake se estaba aferrando al único argumento que tenía para pelear pues no acababa de encajar todo lo que estaba pasando. Jack se dio cuenta de ello y decidió acabar con el dilema cuanto antes-. 
-¿Y cuál es el problema? -gritó Jack-. Ambos tenemos un sentimiento muy fuerte en común, envidia, envidia hacia ti.
-¿Hacia mi? ¿Por qué? -preguntó el hacía minutos perdido Jake.
-¡Es increíble! Y encima dices que no sabes por qué. ¿Estás de broma? -gritó Jack quien estaba comenzando a exasperarse- ¡Tú eres el que mejores notas saca, al que mejor se le dan los deportes, el que siempre tiene la última palabra, incluso mamá cuando se moría quería coger tu mano y no la mía, papá te prefiere a ti como ayuda en el bar, todos los chicos quieren ser tus amigos, somos gemelos pero las chicas siempre te han encontrado a ti más guapo! ¿Me vas a decir que no tienes ni idea de lo que pasa?
Jake no sabía como responder ante las acusaciones de Jack. Sabía que si le plantaba cara acabaría perdiendo tarde o temprano. Pero esta vez no podía dejarse someter.
------------------------------------------------
Gemelos (P1)                                                             Gemelos (P3) 

domingo, 17 de mayo de 2015

El dragón del tiempo (P2)

Fui a la cabaña que me habían asignado para pasar el campamento y así poder conocer a quienes serían mis compañeras. Una era una niña pija que no se separaba de su móvil, ni siquiera para saludarme levantó la vista de él. La otra era una niña de unos diez años que llevaba, por lo menos desde que llegué, saltando de una cama a otra, ¡qué infantil! Se suponía que en cada cabaña había cuatro personas pero estuve prácticamente todo el día pensando que éramos tres ya que la cuarta era tan asustadiza que se había quedado cerca de un monitor durante todo el día. Solo pude conocerla a la hora de dormir, y ni eso pues se metió en su cama tapándose hasta la cabeza, ¡con la calor que hace! Rodé mis ojos, tendría que salir a buscar aventuras yo sola, ninguna de estas tres me podrían acompañar. 
Doblé mi ropa y la metí en el baúl que había a los pies de mi cama. Una cama muy rústica con una colcha a cuadros verde. Desplacé las maletas debajo de la mesa para que no estorbaran. Me quedé mirando a mis compañeras de cabaña. Cada una a lo suyo. No parecían tener intención de salir a explorar, a jugar, a disfrutar del buen tiempo, nada. Seguían cada una a lo suyo como si no existiese. Enfadada por el comportamiento de aquellas tres, me calcé mis deportivas y salí en busca de aventuras. 
La laguna parecía un buen sitio por el que empezar a investigar pero este plan, también, acabó en fracaso. No se bien como pero acabé envuelta por un grupo de críos de diez años que escuchaban con indiscutible atención a los monitores que contaban la leyenda que dio origen a este lugar, la leyenda del dragón del tiempo. 
Todos enfrente del santuario en el que residían un joven y un enorme dragón en el tejado, estaban tallados en mármol por lo que pude observar. No había manera de salir de aquel lugar y estaba harta de escuchar una y otra vez historias de dragones. Yo era inmune a ellas. 
Había venido a este campamento para separarme de las historias de dragones y mitología pero seguía anclada a ellas, ¡qué pesadilla!
-----------------------------------
El dragón del tiempo (P1)                                     El dragón del tiempo (P3)

viernes, 15 de mayo de 2015

Enigma (P2)

Había sido un funeral muy tranquilo, solemne, exceptuando a María, la novia de Gabi, nadie más había llorado. Cierto es que Gabi era huérfano y apenas tenía amigos, probablemente por su personalidad maleducado y entrometida. Ni siquiera yo estaba allí porque fuese mi amigo, yo estaba allí porque lo vi morir y quería acompañarlo hasta el final como compensación por no haber sido capaz de impedir su muerte. Las escasas diez personas que había frente a la tumba fueron alejándose tras el cura. Me dispuse a seguirme cuando un escalofrío me hizo girarme sobre mi mismo. Detrás estaba un chico rubio y de ojos azules helados como la nieve, cara ovalada, alto pero delgaducho, vestía unos simples pantalones vaqueros y una chaqueta larga, negra. Tendría alrededor de 19 años.
-Hola -me dijo con quietud.
-No me vengas ahora con hola -le respondí bruscamente-. Aquel día apareciste de la nada y ahora él está muerto -declaré señalando el nicho de Gabi-. Se escaparon y tú no hiciste nada para detenerlos.
-Entiendo tu frustración, puedes echarme la culpa si eso te tranquiliza.
-¿Entonces aseguras haber sido culpable de la muerte de Gabi?
-Venga ya, mis jefes me han echado una buena bronca por lo ocurrido no quiero escucharlo también de tu boca.
-Entonces lo reconoces, tú asesinaste a Gabi. A la policía le encantará saberlo. No te muevas, voy a llamarlos -dije nervioso mientras sacaba de mi bolsillo el móvil.
-La policía no te ayudará. Gabi era huérfano y tenía antecedentes, han cerrado el caso suponiendo que fue un ajuste de cuentas. 
-Seguro que con mi declaración te meten en la cárcel -insistí-.
-¡Qué pesado eres! Bastante tengo ya como para tener que aguantarte. Escucha, he venido a advertirte de que Arsel te tiene en su lista roja. Si no investigas y te quedas quieto te dejarán en paz, por el contrario acabarás justo a tu amigo. 
-Es acaso una amenaza, ¿me vas a matar? -dijo temblando.
-Mi trabajo era comunicártelo, después haz lo que te de la gana -dijo mientras daba media vuelta para salir del lugar.
-No voy a consentir que.... -me quedé mudo.
El chico rubio había levantado la mano a modo de despedida minutos atrás para luego evaporarse igual que el yodo sublima. 

lunes, 11 de mayo de 2015

Gemelos (P1)

Llevaba varios días de muy mal humor, se enfadaba enseguida, todo lo que le dijesen le sentaba mal, la causa era una enorme impotencia. Él lo sabía, hacía días que su novia lo engañaba, pero, este no era el foco de su inquietud sino el violento y repentino comportamiento de su hermano, del ser que más amaba. Ya no le hablaba, yo no le escuchaba, ya ni siquiera cruzaban miradas, todo era muy extraño. Quería cambiarlo, quería que volviera a ser el de antes, pero esa personalidad parecía tan distante. La impotencia lo ganaba.
Tan solo hizo falta un segundo para que su escasa tranquilidad se viniera abajo. Hasta ese momento había estado vagabundeando por el instituto envuelto en sus reflexiones, con la mirada perdida, pero lo que vio no pudo escapar ante sus ojos por muy ensimismado que estuviera. En una esquina se encontraban besándose: Isabel, a quien hacía días que ya no consideraba su novia; y a Jack, su hermano gemelo, su fiel compañero y el único en el que había depositado su plena confianza. Ni tan siquiera intentaban ocultarlo de las miradas curiosas de los adolescentes, sencillamente le estaban metiendo la puñalada más fina y afilada que jamás hubiera imaginado. ¿Por qué? se quiso preguntar, pero estaba en estado de shock y no logró cambiar su semblante cuando ellos lo descubrieron. 
Se quedó allí parado, sin saber que hacer, sin saber que decir, sin saber ni tan siquiera como mirar hacia otro lado e ignorarlos. 
El semblante de Jack estaba serio, el de Isabel era la personificación del regocijo. Jack ladeó la cabeza hacia las escaleras indicándole a Isabel que se fuera. Esta le dio un apasionado beso de despedida y se fue mirando de reojo al pobre Jake anonadado mientras sonreía con malicia. 
Jack y Jake dos pares de ojos verdes idénticos se miraban, uno pidiendo explicaciones, el otro rechazándolas.
----------------------------------------------------
Gemelos (P2)       

domingo, 10 de mayo de 2015

El dragón del tiempo (P1)

Las nubes avanzaban por el cielo. Veloces, alejándose de mi destino. 
Por fin habían acabado las clases. Ya estaba graduada. Pero mi vida hasta ahora había sido demasiado sencilla. Estudiar no me suponía un gran reto. Había conseguido el graduado de la ESO con muy buenas notas sin apenas esfuerzo. Mis padres trabajan en casa y solo hablan de sus investigaciones sobre la mitología. Que si los gnomos esto que si los dragones aquello. Era muy aburrido. Mis amigas eran todas unas empollonas. Sus planes para este verano carecían de emoción. Los grupos populares, quienes tenían planes muy divertidos para este verano, no me aceptaban en su grupo porque no soportaban que me fuese todo tan bien en la vida. Pero yo ya estaba cansada de todo eso así que les pedí a mis padres que me apuntaran a un campamento, cuyo nombre no me dieron, en un lugar rodeado de naturaleza. 
Llevábamos casi veinte minutos circulando por un camino en mitad del bosque. En el autobús muchos se habían dormido. Había sido un viaje muy largo. Pero al fin comenzaron a verse cabañas al horizonte. Sonreí. Este sitio me gustaba. Podría ser libre por una vez en mi vida. Y vivir aventuras. 
Cuando llegamos al campamento fuimos todos a la cabaña principal que era, al mismo tiempo, comedor, oficina, sala de recreo… 
Con mis maletas en mano fui en busca de mi cabaña y para ello me coloqué en el centro del campamento. 
En la zona sureste estaban todas las cabañas dispersas entre los árboles. Todas hechas de madera, con tejados en pico y cuatro ventanas. 
En la zona suroeste estaban la cabaña principal y otras como la enfermería.
En la zona noroeste se encontraba una laguna cristalina, perfecta para un buen chapuzón. 
En la zona noreste había un camino que conducía a pleno bosque y que en estos instantes estaba custodiado por algunos guardias. Enfrente, entre el camino que conduce a la laguna y el que conduce al bosque, había un santuario. En este se encontraban las estatuas de un muchacho joven y un dragón. 
¿Cómo no? Iba a tener presente a mis padres y sus malditas historias sobre dragones los próximos dos meses de verano. Sobre todo porque parecían ser estos los fundadores de este campamento.
----------------------------------------------

viernes, 8 de mayo de 2015

Enigma (P1)

Siempre me he preguntado, ¿cuál es el sentido de la vida? Si hubiese nacido en la Edad Media mi única motivación sería trabajar para poder alimentarme, si hubiese nacido en la guerra civil mi única preocupación habría sido luchar por sobrevivir, pero, como estoy en el siglo XXI estudio para no aburrirme. 
Últimamente mi vida es demasiado rutinaria: desayuno, escuela, comedor, volver a casa para hacer la tarea, fútbol, cena, dormir y vuelta a empezar. No hacía absolutamente nada más, era todo demasiado aburrido. No conseguía abandonar mi rutina hasta que comencé a hacer ciertas locuras como las llamaba yo. 
Aunque resulte patético comencé mis locuras faltando a clase y contestándoles a los profesores, como me tenían por alumno modelo acabé llamando bastante la atención. Los psicólogos lo tomaron más como una llamada de atención que como muestra de rebeldía, en nuestro lenguaje, estaba en la adolescencia.
Continué con mis locuras hasta que, y aún me preguntó como llegué a tal punto, acabé en una discoteca de poca monta a las cuatro de la mañana. Es increíble como unos pocos minutos pueden cambiarte la vida entera. Antes de ese minuto yo era un simple estudiante sin motivación alguna, cansado y aburrido de la vida. Ahora soy un chico que, junto a una extraña asociación futurista, estamos intentando desmantelar el proyecto enigma.

miércoles, 6 de mayo de 2015

NOVELAS

Aquí están los enlaces, en la leyenda de cada imagen, a todas las novelas que se están escribiendo o se han escrito en este blog:





















Bajo la lluvia

Diana es una joven que para cumplir con un castigo es llevada como sirvienta a una casa cuyo amo es un adúltero, pedófilo. ¿Cómo sobrevivirá a sus agresiones?


Diana llega a la casa donde cumplirá una condena desmesurada, pero al llegar se encuentra con el responsable de su suerte. Él también cumple condena en esta casa.

Los rumores que había escuchado de las otras criadas eran ciertos y por ello un infierno se cernía sobra Diana. Así quedó encerrada en una habitación con su amo sin quererlo. 

Una vez fuera de la habitación, atrapada en el tejado sin saber que hacer, llorándole a los cielos por su perdón. Aun sin comprender nada él se dejó la piel para ayudarla y curarle todas sus heridas tanto físicas como emocionales. 

Poner los cinco sentidos en alerta no fue suficiente. El miedo y el temor no la salvaría. La lujuría personificada la atrapará y sin fuerzas para afrontarla. ¿Pueden los milagros ocurrir dos veces?

El castigo era desmesurado para los pecados cumplidos. Aguantarlo o escapar su futuro dependía de ello.











martes, 5 de mayo de 2015

Bajo la lluvia (P2)

Sabía por los rumores del peligro que corría en este cuarto pero también sabía que excepto la ventana nada más me salvaría.
-Señor, ¿a qué se refiere? -en cuanto pregunté me lamenté, su sonrisa lasciva me daba una idea clara de que pasaba por su mente en aquellos momentos.
Se acercó mientras yo retrocedía solo para topar con mi tumba o mi salvación. Él continuaba acercándose con la boca abierta, resbalándose por la comisura del labio gotarrones de saliva para después descender por su barbilla esquivando los blancos pelos de su barba sin afeitar. Me dio una arcada con solo mirarle, definitivamente no podía dejar que ese hombre me tocara. Por fortuna, la ventana tras de mí estaba abierta pues con el fin de ventilar la habitación para despedir el olor a mugre, había decidido con anterioridad dejarla tal cual estaba ahora. No lo pensé. Me subí encima de una silla para colocarme sobre una mesa a la altura de la ventana. Cuando fui a impulsarme fuera pude ver, casi por instinto, como se me echaba encima un animal en celo sediento por conseguir un poco de placer fácil. Salté y caí sobre el pequeño tejado que había un metro por debajo de la ventana. Al plantar los pies en las irregulares tejas perdí el equilibrio y me estrellé contra ellas. Por algún milagro no me precipité al suelo. Una vez que me sentí estabilizada observé con algo de orgullo la cara del señor de la casa. Había quedado sorprendido, sin duda, pero también pude ver su furia y deseos de venganza cuando abandonó la ventana y posteriormente la habitación. Me quedé en el tejado, la adrenalina había hecho su efecto y ahora temblaba como una débil hoja en medio de un huracán. Después de todo era su casa y podía llegar a hacerme lo que quisiera. Mis piernas sangraban pero no podía curarlas, estaba paralizada, tenía miedo. Mi ángel no estaba conmigo ahora y no sabía cuando llegaría. Pero pasase lo que pasase tan solo quedaba un mes más. Tengo que aguantar.
--------------------------------------
Bajo la lluvia (P1)                                                   Bajo la lluvia (P3)

jueves, 29 de enero de 2015

Bajo la lluvia (P1)

Las gotas de lluvia emborronaban el cristal. Era malo no saber a dónde me llevaban, pero el no conocer el camino de vuelta era peor. Me había acostumbrado a estar sola, había creado un muro en mi corazón. Tú lo rompiste y después te fuiste. ¿Por qué me abandonas? Ahora soy incapaz de volver a construirlo de nuevo.
El coche paró en medio de la nada. El conductor bajó del auto para descargar mi maleta de este y después se fue. Me quedé allí, sola como acostumbraba.
Caminé hasta llegar a un viejo edificio. Sería mi cárcel, el castigo por mis pecados. Toqué la campana y al poco tiempo una mujer, tal vez un año mayor que yo, abrió la puerta y me dejó pasar. Cerró la puerta tras de mí y me quedé inmóvil donde estaba, empapada y congelada, sin poder dar ni un paso. Prefería morir a tener que sufrir el tormento que me esperaba.
La joven me acompañó y me mostró las pocas instalaciones que tenía esa construcción. Ensimismada la seguía allá adonde iba pues tan solo un hombre fue capaz de traerme a la cruda realidad.
En cuanto lo vi nuestros labios se fundieron. Toda mi soledad desapareció.
Tal vez sería una casa espantosa, tal vez sería mi castigo o tal vez el infierno personificado, pero para mí era como estar en los cielos pues estaba en compañía de mi amado. El se encargó de mostrarme el resto de la casa. Cuando llegamos a mi habitación no nos pudimos contener.
Por la mañana comenzó la que sería mi rutina. Como desayuno, unas tostadas aceitosas y un vaso de leche. Después me puse a preparar el exquisito desayuno que minutos después serví a los amos del lugar. Begoña, una mujer gorda y antipática con unas asquerosas verrugas en la cara. Marcelo el dueño y señor parecía muy recto y respetuoso pero ya me habían advertido mis compañeras que regalaba oro por unas horas de lujo a solas. Mario, que así se llamaba mi ángel, se aseguraría de que nadie me pusiese una mano encima.
Dos meses duraba mi castigo, uno y medio el de mi ángel, solo teníamos que aguantar unidos.
Durante una mañana en la que Mario había sido enviado a un recado a la ciudad yo estaba cambiando las sábanas de una de las habitaciones de invitados que tenía esta casa, por lo visto una nueva interna se transladaba. Por la puerta apareció el rectísimo señor de la casa vestido de traje y corbata.
-Dime mujer, ¿Cual es tu nombre?
-Diana señor -respondí yo.
-Diana, buen nombre, no tengo ninguna de estas en mi colección. Quiero probarte, me pregunto en que puesto de la lista acabará mujer con tan buen tipo -dijo mientras cerraba la puerta tras de sí, con llave.
----------------------------------------------------

jueves, 22 de enero de 2015

¡Reto Febrero!

No me considero novata pero tal vez si principiante. Llevo escribiendo desde los siete años y, aunque ya tengo muchos libros y cuentos escritos nunca los he publicado. Estoy tan fascinada de las maravillas que algunos escritores escriben que no puedo publicar esos libros, serían una deshonra para todos los buenos escritores, aunque para gustos los colores. Pero no quiero quedarme por detrás de ellos, quiero intentarlo y para conseguirlo os pido vuestra ayuda. Comentarios. 
Este blog lo hice con dos propósitos: formarme como escritora y escribir huyendo de la realidad.
Para conseguir lo primero he construido esta sección.
¿En que consiste el reto?
Vosotros me enviaréis un tema, el que queráis, y yo trataré de escribir una historia presentable.
¿De todos los temas que reciba cual escogeré?
Intentaré escribir una historia de todos y cada uno de ellos pero si hay muchos comenzaré con el que crea que es más interesante.
¿Dónde tengo que enviar el tema?
Puedes hacerlo con un comentario en esta entrada o enviándome un mensaje a mi correo: writeroffancy@gmail.com; o mediante un tweet a mi cuenta twitter @WriterFancy
¿Cuando publicaré la historia?
Durante la primera y la segunda semana de Febrero. Al mismo tiempo publicaré una encuesta para que podáis opinar sobre la historia.
-------------------------------
Esta es mi primera vez y al no llevar mucho tiempo en blogger supongo que no recibiré muchos mensajes pero me hará mucha ilusión ver el vuestro.
GRACIAS