sábado, 13 de febrero de 2016

Amor y desamor (P1)

Con San Valentín a la vuelta de la esquina y un instituto plagado de hormonas adolescentes, el ambiente que se respiraba era muy intenso. 
—¡Mary, baja de las nubes! —gritó Kamy.
—Solo estaba imaginando cómo sería este San Valentín —Mary suspiró y se quedó embobada mirando hacia un punto inexistente. 
—Deja de soñar y despierta Mary —fulminó Kamy—. Si ni siquiera tienes novio. 
—Ya, pero seguro que esta vez Marc se me declara.
—Muy bien Mary, sigue soñando que yo tengo que ir a clase —dijo Kamy levantándose mientras sonaba el timbre del instituto.

Kamy caminaba por el pasillo segura de sí misma sabiendo que nadie la dañaría. Por su aspecto a muchos haría creer ser una de esas chicas góticas. Siempre vestía de negro. Sus altas botas negras, sus vaqueros negros y su inseparable chupa desabrochada y, como no, negra. Si a esto la añadimos su tez morena y sus cabellos negro azabache ondulados que caen en cascada por su espalda, le daban un cierto aire peligroso. 
``Cómo es posible que Mary sea tan inocente de dejarse llevar por la propagando del famoso San Valentín. ¡Es irritante! Flores, bombones, corazones, ¡qué asco!´´ Tan absorta en sus pensamientos no logró esquivar a la formidable silueta con la que chocó. La masculinidad retratada en carne y hueso. 
—¿Te encuentras bien? —preguntó el imponente chico— Deja que te ayude a levantarte. 
Kamy estuvo en silencio todo el rato pues a pesar de su apariencia era una chica de lo más tímida. 
—Eh, me gusta tu chupa —bromeó—. ¿Nunca antes nos habíamos cruzado? ¿Cómo te llamas? Soy Robert. 
—Yo Kamy —contestó ella con un hilo de voz. 
El timbre volvió a sonar y él entró en clase tras un adiós con la mano. Fue entonces cuando Kamy volvió en sí para correr al aula. ``¿Pero qué demonios hago? ¡Ya han empezado las clases!´´


Por la tarde Mary y Kamy se reunieron en su lugar secreto. Una de las casetas de lo alto del parque. 
—Mañana subiré aquí a Marc —declaró—. Como es sábado no tiene excusa. Para cuando llegue lo tendré todo preparado; unas flores adornando la caseta, unos bombones en esa mesa o mejor unas hamburguesas y una botella de alcohol, primero tengo que enamorarlo. Unas cortinas en las ventanas y unos pétalos por el suelo, no espera mejor unas mantas en el suelo y unos pétalos por encima, quien sabe lo mismo hacemos ``eso´´ —Mary enrojeció y se echo a reír.
—Oye Mary, no quiero bajarte de tu nube, ``aunque nada me haría más feliz que hacerte dejar de decir cursiladas´´ —pensó Kamy sin maldad alguna—, pero, supongo que ya le habrás dicho que querías quedar con él.
—Si, claro —respondió confiada—. Le dije que reservara la tarde para mí y si todo sale bien la noche y la tarde se cogen de la mano —Mary suspiró mientras se sonrojaba feliz y se llevaba las manos a la cara como avergonzándose de un pensamiento impuro.
Kamy la miraba con desgana, estaba demasiado ilusionada, dejándose llevar por las películas de romance ideal. Mary era una chica regordeta y bajita, de piel pálida y cabellos castaños. Una persona de carácter excesivamente infantil como para hacer frente a la verdadera adolescencia, la que duele. 

Una vez que había llevado a Mary hasta su casa Kamy se dirigió a su barrio unas manzanas más hacia delante. Sabía bien que por las calles de la gran ciudad y de noche no podía pasar nada bueno, y con lo débil que era la preocupaba más todavía. Tal vez fuera esa la razón por la que se seguía juntando con ella. Volvió a la realidad tras escuchar el sonido de uno de los mejores motores de motocicleta. Los conocía porque los oía a todas horas en el taller de su padre. A pesar de la oscuridad del casco Kamy pudo divisar los deslumbrantes ojos de Robert que tan ensimismada le habían dejado esa misma mañana. Sabía bien hacia dónde se dirigía, las carreras callejeras. 

1 comentario:

  1. Hola!!!
    Un relato muy bonito, pero creo que me recuerda a alguna historia ya vivida, una historia de adolescentes en lo que todo manda excepto la razon.

    Aporto mi granito de arena y me quedo por aquí.

    Chispibesitos.

    ResponderEliminar

Un comentario, una ilusión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...