domingo, 14 de mayo de 2017

Gemelos (P5)

Las lagunas de Ruidera era el destino previsto. Acamparían cerca, en una explanada llena de campo.
Jake no tenía tienda de acampada, se la había quedado Jack. Nunca habían necesitado dos tiendas así que nunca compraron otra. Jake tuvo que acoplarse en la tienda de Damian y Jorge, dos empollones sin pizca de gracias con quienes no había tenido más remedio que juntarse. Jack, por su lado, estaba en un grupo formado por tres tiendas. En una dormían él, Juan y Pedro, en otra Isabel y Claudia, y en la última Manuel, Javier y José. Jake no conseguía entender ni aceptar el hecho de que en cuanto empeoró su estado y mejoró el de Jack le dejaron en banda. ¿Cómo pude confiar en gente así? se preguntaba Jake repetidas veces.
Sobre las cinco les dejaron tiempo libre, muchos fueron a ver la gran catarata, otros a seguir las lagunas,..., el toque de queda estaba puesto sobre las nueve.
Jake avanzó impasible detrás de un grupo de chicos, no había tenido valor de ir detrás del grupo de su hermano. Pero en un descuido, uno de los muchos que tenía últimamente, perdió de vista al grupo. Siguió avanzando pensando que si andaba más deprisa los encontraría pero acabó perdiendo de vista las lagunas y se encontró en un bosquecillo, solo y sin saber como volver. 

Jack en el campamento estaba ajeno a las conversaciones que mantenían sus compañeros, solo miraba el reloj una y otra vez. Había pasado más de media hora y no había visto volver a Jake con el grupo con el que lo vio salir y tampoco lo encontraba por ningún lado. Él pensaba que odiaba a su hermano y que estaba mejor sin él pero comenzaba a impacientarse y a sentir verdadera angustia al no saber donde estaba. Consciente de que algo debía de haberle pasado fue a preguntar al grupo de los empollones por él, ignorando por completo a sus amigos que le llamaban. 
Se quedó helado al ver la reacción de esos chicos cuando dijeron que se habían olvidado de Jake. Corrió donde los profesores y estos buscaron preguntando a todo el mundo. Ya eran las diez y media de la noche y nadie lo localizaba, la profesora Carla estaba temblando por haber perdido a un alumno de trece años y el profesor hablaba con los policías. Todos los chicos estaban ya en sus tiendas, todos menos Jack que no podía dejar de recordar una escena pasada similar a esta.
------------------------------------------------
Gemelos (P4)                                               Gemelos (P6)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario, una ilusión.