jueves, 11 de mayo de 2017

Indecisión

Siempre había mirado al cielo y visto la libertad, 
pero miraba al suelo y veía la cruda realidad. 
Sola en mi rincón estaba, 
como siempre sin ser amada. 
A lo lejos los grandes grupos, 
a mi lado los libros míos. 
¿Cuál mejor compañero era? 
La soledad de los libros, 
o la compañía de los amigos. 
¿Y cuál más amigo mío? 
La fantasía de los libros, 
o la arrogancia de lo amigos. 
Sea uno o sea otro 
ambos mal me hacían, 
pues aunque con los libros soñar puedo 
las palabras no articularía 
y aunque con amigos hablar puedo 
la arrogancia me mataría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un comentario, una ilusión.